Seguro obligatorio para autos que transiten por vías de CAPUFE

Seguro obligatorio para autos que transiten por vías de CAPUFE

El seguro obligatorio para autos, busca garantizar el pago de la indemnización por los daños que pudieran ocasionarle a terceros, en sus bienes y personas cuando dicho vehículo transite en vías de caminos y puentes federales. La medida, que surge de la reforma a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, establece que todos los propietarios de vehículos automotores deberán contar con un seguro de responsabilidad civil que cubra daños a terceros, ya sea en su persona o bienes a causa de un accidente vial en carretera y entró en vigor en septiembre pasado.


Su contratación será responsabilidad del propietario del vehículo, mientras que la verificación de su cumplimiento estará a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública, por medio de la Policía Federal, pero, esta medida lejos de ser vista como una acción para liberar las arcas federales del pago de los accidentes ocurridos en vías federales o promover la cultura de la prevención, es considerada como una medida del gobierno federal, en favor de las aseguradoras.
Es necesario contar con este seguro ya que es obligatorio y deberá ser por una suma asegurada mínima de 50,000 pesos para daños materiales a terceros y 100,000 pesos por lesiones y muerte. El seguro costará alrededor de 300 pesos anuales y NO será deducible de impuestos. La póliza de seguro se solicitará al conductor cuando éste comenta una infracción circulando por carreteras federales, sin necesidad de que se presente un accidente vehicular y las multas serán del valor del seguro. La multa, una vez aplicada, podrá ser cancelada si el sancionado demuestra la contratación de un seguro obligatorio, en un plazo no mayor a 45 días.


Así pues, los conductores que no cuenten con una póliza de seguros, deberán contratarla, aun cuando viajen por carretera, una sola vez al año. El incumplimiento de esta nueva disposición, se traducirá en una multa que va de los 20 a los 40 días de salario mínimo, es decir, de 1,295 a 2,590 pesos aproximadamente. Cabe señalar que la póliza de este seguro NO ampara daños al vehículo asegurado, además de que, a manera de candado, el documento oficial asienta que por ningún motivo se podrá obligar a los propietarios de los vehículos, a contratar el seguro con alguna aseguradora en específico.


Para 2015, la norma entrará en vigor con los vehículos modelo 2008 y posteriores, con un valor de facturación de 162 mil 255 pesos. En 2016 aplicará para las unidades salidas al mercado en 2005, con un valor de 135 mil 690 pesos en factura. A partir de 2017, los automóviles modelo 2002, con un costo de 117 mil 467 pesos, tendrán que cumplir con esta medida. Para 2018 el seguro será obligatorio para los vehículos modelo 2000 y posteriores, así como los que tengan un valor de 102 mil 388 pesos. A partir de 2019, todos los automóviles que circulen por vías federales tendrán que contar con algún tipo de seguro, es decir, tanto para daños materiales o para personas.


La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establecerá las reglas para la operación de dicho seguro, procurando la accesibilidad económica y la disponibilidad para su contratación; mientras que la verificación del cumplimiento de la regla estará a cargo de la Secretaría de Gobernación (Segob), a través de la Policía Federal (PF).
En ese sentido, la aseguradora GNP recomendó a las personas que actualmente cuentan con seguro de auto, ponerse en contacto con su aseguradora para confirmar que el seguro con el que cuentan incluye la protección de Responsabilidad Civil exigida por ley, así como conocer las cláusulas de su aplicación y la suma asegurada correspondiente, ya que la disposición oficial exige una cobertura de 100 mil pesos.


Por otro lado, el gobierno federal tendría el beneficio inmediato de generar un ahorro anual de 121,000 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación, cantidad que suele dedicarse a cubrir las consecuencias de accidentes viales cuando el causante no cuenta con recursos para hacerlo.
Según estimaciones de las aseguradoras, se confía en que con estas condiciones la penetración del sector asegurador en el PIB nacional pueda traspasar el 3% en los siguientes años, dato que hoy representa el 1.9% y en la última década se mantiene en un subibaja cercano a esa cifra.


Si bien los beneficios para los usuarios de seguros en cuanto a su protección y el cuidado de su economía son claros, una medida como la contratación de una póliza para circular por carreteras federales representará un gasto más para sus carteras, recursos que terminarán en los bolsillos del sector asegurador.
Es importante saber que las pólizas de seguro contratadas antes del 23 de septiembre, serán reconocidas por las autoridades como un documento oficial que avale la contratación del seguro obligatorio, pero para las personas que hagan contrataciones o renovaciones posteriores a esta fecha, deberán solicitar a su aseguradora, además de la impresión de su póliza voluntaria, la de la póliza de seguro obligatorio, la cual, para ser reconocida por la Ley, deberá contener los siguientes datos:
-Número de póliza del seguro contratado voluntariamente.
-Número de póliza del seguro obligatorio (en algunos casos puede ser el mismo número en ambas pólizas).
-Datos del contratante (nombre y domicilio).
-Datos del conductor habitual del auto (nombre y domicilio).
-Datos del vehículo (modelo, marca, versión, descripción, uso, placa, número de identificación vehicular y número de motor).
-Coberturas amparadas (responsabilidad civil).
-Datos de la aseguradora.
Con información de agencias

Seguro obligatorio para autos que transiten por vías de CAPUFE

 

El seguro obligatorio para autos, busca garantizar el pago de la indemnización por los daños que pudieran ocasionarle a terceros, en sus bienes y personas cuando dicho vehículo transite en vías de caminos y puentes federales. La medida, que surge de la reforma a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, establece que todos los propietarios de vehículos automotores deberán contar con un seguro de responsabilidad civil que cubra daños a terceros, ya sea en su persona o bienes a causa de un accidente vial en carretera y entró en vigor en septiembre pasado.

 

Su contratación será responsabilidad del propietario del vehículo, mientras que la verificación de su cumplimiento estará a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública, por medio de la Policía Federal, pero, esta medida lejos de ser vista como una acción para liberar las arcas federales del pago de los accidentes ocurridos en vías federales o promover la cultura de la prevención, es considerada como una medida del gobierno federal, en favor de las aseguradoras.

 

Es necesario contar con este seguro ya que es obligatorio y deberá ser por una suma asegurada mínima de 50,000 pesos para daños materiales a terceros y 100,000 pesos por lesiones y muerte. El seguro costará alrededor de 300 pesos anuales y NO será deducible de impuestos. La póliza de seguro se solicitará al conductor cuando éste comenta una infracción circulando por carreteras federales, sin necesidad de que se presente un accidente vehicular y las multas serán del valor del seguro. La multa, una vez aplicada, podrá ser cancelada si el sancionado demuestra la contratación de un seguro obligatorio, en un plazo no mayor a 45 días.

 

Así pues, los conductores que no cuenten con una póliza de seguros, deberán contratarla, aun cuando viajen por carretera, una sola vez al año. El incumplimiento de esta nueva disposición, se traducirá en una multa que va de los 20 a los 40 días de salario mínimo, es decir, de 1,295 a 2,590 pesos aproximadamente. Cabe señalar que la póliza de este seguro NO ampara daños al vehículo asegurado, además de que, a manera de candado, el documento oficial asienta que por ningún motivo se podrá obligar a los propietarios de los vehículos, a contratar el seguro con alguna aseguradora en específico.

 

Para 2015, la norma entrará en vigor con los vehículos modelo 2008 y posteriores, con un valor de facturación de 162 mil 255 pesos. En 2016 aplicará para las unidades salidas al mercado en 2005, con un valor de 135 mil 690 pesos en factura. A partir de 2017, los automóviles modelo 2002, con un costo de 117 mil 467 pesos, tendrán que cumplir con esta medida. Para 2018 el seguro será obligatorio para los vehículos modelo 2000 y posteriores, así como los que tengan un valor de 102 mil 388 pesos. A partir de 2019, todos los automóviles que circulen por vías federales tendrán que contar con algún tipo de seguro, es decir, tanto para daños materiales o para personas.

 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establecerá las reglas para la operación de dicho seguro, procurando la accesibilidad económica y la disponibilidad para su contratación; mientras que la verificación del cumplimiento de la regla estará a cargo de la Secretaría de Gobernación (Segob), a través de la Policía Federal (PF).

 

En ese sentido, la aseguradora GNP recomendó a las personas que actualmente cuentan con seguro de auto, ponerse en contacto con su aseguradora para confirmar que el seguro con el que cuentan incluye la protección de Responsabilidad Civil exigida por ley, así como conocer las cláusulas de su aplicación y la suma asegurada correspondiente, ya que la disposición oficial exige una cobertura de 100 mil pesos.

 

Por otro lado, el gobierno federal tendría el beneficio inmediato de generar un ahorro anual de 121,000 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación, cantidad que suele dedicarse a cubrir las consecuencias de accidentes viales cuando el causante no cuenta con recursos para hacerlo.

 

Según estimaciones de las aseguradoras, se confía en que con estas condiciones la penetración del sector asegurador en el PIB nacional pueda traspasar el 3% en los siguientes años, dato que hoy representa el 1.9% y en la última década se mantiene en un subibaja cercano a esa cifra.

 

Si bien los beneficios para los usuarios de seguros en cuanto a su protección y el cuidado de su economía son claros, una medida como la contratación de una póliza para circular por carreteras federales representará un gasto más para sus carteras, recursos que terminarán en los bolsillos del sector asegurador.

 

Es importante saber que las pólizas de seguro contratadas antes del 23 de septiembre, serán reconocidas por las autoridades como un documento oficial que avale la contratación del seguro obligatorio, pero para las personas que hagan contrataciones o renovaciones posteriores a esta fecha, deberán solicitar a su aseguradora, además de la impresión de su póliza voluntaria, la de la póliza de seguro obligatorio, la cual, para ser reconocida por la Ley, deberá contener los siguientes datos:

 

-Número de póliza del seguro contratado voluntariamente.

-Número de póliza del seguro obligatorio (en algunos casos puede ser el mismo número en ambas pólizas).

-Datos del contratante (nombre y domicilio).

-Datos del conductor habitual del auto (nombre y domicilio).

-Datos del vehículo (modelo, marca, versión, descripción, uso, placa, número de identificación vehicular y número de motor).

-Coberturas amparadas (responsabilidad civil).

-Datos de la aseguradora.

 

Con información de agencias

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.