Entorno complicado para la economía mexicana en la segunda mitad de 2016

Entorno complicado para la economía mexicana en la segunda mitad de 2016

 

La economía mexicana afrontará un entorno complicado en lo que resta del año, en el que podría haber mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales, advirtió Agustín Carstens Carstens, gobernador del Banco de México.

Sí advertimos un entorno complicado para el resto del año; están la incertidumbre por Gran Bretaña (donde la semana pasada la mayoría de población votó por dejar la Unión Europea), que puede afectar el crecimiento de ese país y de Europa, así como las relacionadas por la elección (presidencial) en Estados Unidos, dijo Carstens en una entrevista radiofónica.

La citada entrevista fue realizada horas después de que analistas que participaron en una encuesta del Banco de México redujeron su previsión de crecimiento para este año de 2.44 a 2.36 %.

La encuesta, elaborada entre el 16 y el 29 de junio, incluye la percepción de los analistas después de un referendo favorable a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Sin embargo, no incorpora el posible efecto en el crecimiento del alza en la tasa de interés de referencia en el mercado financiero mexicano, que fue elevada por el Banco de México de 3.75 a 4.25 %.

Los analistas prevén también un peso más depreciado: la cotización para el cierre del año fue ubicada en 18.31 pesos por dólar, 39 centavos arriba de lo considerado en la encuesta previa. La previsión de inflación para este año fue ubicada en 3.10 %, apenas menor que el 3.11 % del mes anterior. El Banco de México mantiene una meta de inflación de 3 %.

La revisión a la baja en los pronósticos de crecimiento obedece sobre todo a un deterioro del desempeño del sector orientado a la exportación, por una menor demanda de bienes, esto, por parte de la economía de Estados Unidos, dijo Carstens.

El ajuste fue interpretado por el gobernador Carstens como consecuencia de que también se ha revisado a la baja el pronóstico para el desempeño de Estados Unidos, principal destino de las exportaciones mexicanas.

Lo que afecta a Estados Unidos es que el dólar se ha apreciado mucho frente a otras monedas y por ello han bajado sus exportaciones netas. Parte de las exportaciones mexicanas son insumos para Estados Unidos. Si ellos no exportan, nosotros tampoco. Ese es el canal de transmisión y por eso la falta de capacidad de exportación de Estados Unidos por un dólar fuerte nos afecta, explicó.

 

Fuente: Roberto González Amador, La Jornada

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.